Aprende a acompañar a tu hijo a nivel emocional en cada fase de su crecimiento

Acompaño a niños, adolescentes y familias en cualquier etapa de cambio vital

La mayor frustración como padre es no saber cómo ayudar a un hijo.

Cuando la ayuda que necesita tu hijo es emocional, da aún más miedo equivocarse.

Llevar a tu hijo al psicólogo no es una derrota como padre, sino un acierto como educador.

Porque crecer es una aventura compleja y debes darle a tus hijos todas las herramientas necesarias para que, además, sea una experiencia maravillosa.

Ayúdale a evolucionar como niño para que sea un adulto equilibrado.

¿Qué tipo de comportamiento observas en tu hijo?

Tiene problemas consigo mismo

Tu hijo está retraído, tiene pesadillas,  siente miedo, ansiedad o depresión…

Su comportamiento ha cambiado y no logras que se comunique o no es capaz de explicarte qué le sucede ni por qué se siente así.

Tiene problemas con los demás

Si tiene conflictos en el colegio, con otros niños o incluso en casa, no te castigues.

No es que le estés educando mal, sino que debe aprender a gestionar sus emociones y externalizarlas de un modo más sereno.

Tiene “un poco de todo”

Tu hijo siente que le sucede algo que no controla y, en su frustración, carga con  todo el mundo. 

Sientes que todo se descoloca. Tu vida familiar y la social están patas arriba y no sabes cómo hacerlo bien.

¿Cómo podemos ayudarle?

(Sí, juntos, tú y yo)

Psicoterapia con niños

Un menor tiene más dificultades a la hora de expresar sus sentimientos. Y a ti te desespera no saber entenderle.

Para comprender sus emociones, hay que conocer su ”idioma”, su mundo y su forma de comunicarse.

Por eso, primero venís los adultos y más tarde, el niño. Trabajamos sobre su historia evolutiva y familiar y analizamos sus dificultades actuales.

Psicoterapia con adolescentes

Un adolescente no tiene las mismas necesidades que un niño más pequeño.

Siente que no le entiendes, que no le conoces, te reta de continuo y discute por todo. Se encierra en su cuarto y solo escucha a sus amigos.

Y, en los peores casos, genera problemas en el entorno familiar y también fuera de casa.

¿En qué os ayuda la psicoterapia?

Si es un niño

Aprende a regular sus emociones, a expresarlas mediante el juego, los cuentos y material terapéutico adaptado a su edad.

Vosotros fortalecéis vuestro vínculo familiar, creando un espacio libre, seguro y protegido para el niño.

Si es adolescente

Aprende a descubrir quién es, qué quiere y de qué es capaz, canalizando sus emociones del modo correcto.

Vosotros aprendéis a ser la familia que ahora necesita y a caminar a su lado en este proceso.

¿Aún tienes dudas?

Te lo cuentan otras familias

Nos recomendaron a María en el cole, y aunque fuimos convencidos a verla, teníamos miedo de que no pudiera ayudar a nuestro hijo, extremadamente tímido e introvertido. Las dudas se disiparon a los 5 minutos: nos pidió que le dejáramos solo con ella y volvió a casa contento, parlanchín y emocionado por el rato que había pasado con su nueva amiga. Fue el inicio de una relación de complicidad y entendimiento mútuo que ha ido creciendo semana a semana. Mi hijo siempre se ha sentido escuchado y comprendido, María le hace sentirse especial y único. Se ha adaptado a sus necesidades, potenciando sus virtudes y haciéndole entender y aceptar sus limitaciones. Nos ha facilitado recursos que nos han permitido mejorar tanto individualmente como a nivel familiar.

Nuria

María es terapeuta de mi hijo desde hace 2 años; es su puntal de apoyo, se ha involucrado incluso en su entorno escolar, ayudando también allí. Se ha ganado su confianza plena y le ha sabido orientar. Mi hijo ha tenido un progreso espectacular en sus habilidades sociales, su autoestima y su desempeño escolar.

Elia

Mi hija de 10 años cambió radicalmente; dejó de ser una niña feliz a tener continuos ataques de rabia y no querer ir al colegio. Ella es muy introvertida y yo no sabía qué pasaba, pero sí que algo iba mal. María consiguió que se abriera, que contara lo que sentía. Ahora controla su ira, ha aprendido a quererse, a creer en sí misma y no le importan las opiniones del resto.

Mamen

Trabajando en educación piensas que juegas con ventaja en la educación de tus propios hijos, pero no es tan sencillo, porque el vínculo emocional no te permite ver las situaciones con objetividad. Mi hija mayor empezó a ver a María con 7 años y no solo la ha ayudado a ella, sino a todos como familia. Es un recurso para nuestras hijas y para nosotros, como padres, cuando no sabemos gestionar determinadas situaciones. Nos ayudar en su educación, en la convivencia y a afrontar el día a día con mayor confianza, forma parte de nuestra vida.

Lourdes

¿Cómo voy a ayudaros?

(A tu hijo, a ti y a tu familia)

A los niños no se les miente; a los niños se les da seguridad y certeza.

Explícale para qué sirve un psicólogo sin dramatizar la situación; no está enfermo, está creciendo y evolucionando para convertirse en un adulto.

Asegúrate de que entienda que las visitas son una herramienta para que se sienta bien, para que todos estéis mejor.

Psicoterapia para estar saludable con maria pastor psicologa madrid

Ahora es el momento de ser, de verdad, el héroe de tu hijo, ayudándole a comprenderse y a regular sus emociones, para que se desarrolle feliz.

Ir arriba
Abrir chat
Copy link
Powered by Social Snap