Ansiedad

Ansiedad

Esta palabra es muy recurrente, habitual en nuestro día a día. Es uno de los problemas psicológicos más habituales en nuestro tiempo. Vamos a bucear en ella. qué es la Ansiedad.?

Qué es la ansiedad

La ansiedad es un mecanismo de nuestro organismo para dar respuesta a una situación que nos causa amenaza.

Es un estado de agitación, inquietud y tensión en el que anticipamos que podría pasar algo malo y sentimos que tenemos que hacer algo para evitarlo.

Pedro Moreno

Es una respuesta útil y adaptativa. Por ejemplo, es la que permite reaccionar y pisar el freno en una situación inesperada. Puede acompañarnos unos días o semanas y es normal. Entonces, si es tan útil, ¿ porque genera tanto malestar emocional? Porque este mecanismo comienza a mandar señales de alerta constantemente en ausencia de una amenaza real.

Síntomas

  • Conductuales: hiperactividad o hipoactividad motora, bloqueo, impulsividad, deseo de escapar o huir de la situación, estado de alerta permanente y dificultad para permanecer tranquilo.
  • Fisiológicos: palpitaciones, taquicardia, mareos o sensación de inestabilidad, nauseas, sensación de malestar en el estómago, sudoración excesiva, sensación de ahogo, temblores, rigidez o debilidad muscular, insomnio, tensión muscular, hormigueos, fatiga y dolor de cabeza tensional.
  • Emocionales:  sensación de agobio, miedo, sensación de falta de control, irascibilidad, inseguridad, sensación de extrañeza y/o vacío, incertidumbre, mayor vulnerabilidad, inquietud.
  • Sociales: no poder parar de hablar o por el contrario, tener dificultades para seguir la conversación, dificultad para encontrar las palabras,…

Cada persona puede presentar síntomas distintos, dependerá de la experiencias y de la vulnerabilidad biopsicológica., y probablemente el elemento común será la preocupación.

Recursos para afrontar la ansiedad

  1. Diario emocional:
    1. Escribir te ayuda a conocerte mejor e introducir una nueva perspectiva, de esto hablamos en el articulo el poder de la escritura.
    2. Anota la situación donde estabas y con quién, los pensamientos que te vienen a la cabeza y cómo te sientes y qué sensaciones físicas tienes.
    3. Si te resulta difícil escribir puedes probar a grabarlo.
  2. Utiliza alguna técnica de relajación. Te dejo aquí una relajación progresiva muscular.
  3. Camina siendo consciente que caminas. Durante el paseo, lleva tu atención a tus sensaciones, a cada paso que das.

Si tengo un ataque de pánico en este momento, ¿ qué puedo hacer para sentirme mejor?

En la guía para la gestión de la Ansiedad del Colegio Oficial de Psicólogos recomiendas estos pasos para afrontar un momento de ansiedad elevada:

  1. Soy consciente de mis pensamientos exagerados. Los identifico e intento racionalizarlos.
  2. Respiro lenta y profundamente, llevando el aire a la parte más baja del pulmón.
  3. Autoinstrucciones: “Estos síntomas no son peligrosos, igual que vienen, se van”; “Voy a aceptar estas sensaciones y no tengo que hacer nada. No tengo que luchar contra ellas”; Si ya ha pasado en otras ocasiones, “ya lo he pasado en otras ocasiones y no me ha pasado nada. En unos instantes me sentiré mejor”.
  4. Continúo con lo que estaba haciendo. Me centro en la tarea.
  5. Palmadita en la espalda. He conseguido pasar este momento y ahora estoy bien

Podemos ayudarte a gestionar la ansiedad.

María Pastor

María Pastor

Psicóloga colegiada M-22076, experta en psicoterapia de familia y de pareja, con larga experiencia tratando niños y adolescente y especialista en psiconutrición.

ÚNETE A LA NEWSLETTER

¡Y serás el primero en enterarte de los nuevos contenidos que publique por aquí!

Comparte si te ha gustado:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Share via
Copy link
Powered by Social Snap